Lo que NO hay que hacer en una entrevista de trabajo si quieres el puesto

lo que no hay que hacer en una entrevista de trabajo

Buscar trabajo es una tarea complicada, acudir a las entrevistas todavía más, aunque todo dependerá del enfoque con el que lo hagamos. Hoy veremos lo que NO hay que hacer en una entrevista de trabajo, hablaremos de esas frases que incomodan y actitudes que aseguran un futuro lejos de la empresa.

Hoy hemos venido a aprender, a descubrir algunos consejos y técnicas sencillas para completar una de las secciones que podríamos crear dada la gran cantidad de contenido que hemos publicado: la de superar una entrevista de trabajo.

Tu actitud, clave para comportarte en una entrevista de trabajo

Si en su día ya te recomendamos las frases que debes decir en tu entrevista, ahora nos centraremos en tu comportamiento, en esa postura y los movimientos, en la forma en la que te diriges y cómo lo haces.

La mayoría de personas se sorprende al comprobar que no ha superado la entrevista de trabajo, sin embargo, si hablamos con el reclutador, te sorprenderías de la cantidad de errores que se cometen.

La actitud que mantengas a la hora de entrevistarte determinará el resultado del encuentro, en un alto porcentaje. Si quieres dar una buena imagen:

  • Postura. Siéntate correctamente en la silla. Ni piernas estiradas, ni brazos cruzados ni posturas cómodas como si estuvieras en el sofá de tu casa.
  • Tics. Los nervios nos juegan malas pasadas, pero ni se te ocurra coger material de oficina de la mesa del empleado que te entrevista y mucho menos ponerte a jugar con él o moverlo repetidamente haciendo ruidos en tus manos.
  • Positivismo. La actitud, lo dijimos al principio. No seas deprimente, no contagies desesperación ni pretendas hablar mal de tu anterior trabajo.
  • Mentiras. Tienen las patas muy cortas y debes recordar que la persona que tienes enfrente sabe perfectamente cuándo le están tomando el pelo y cuándo alguien se arriesga ofreciendo una respuesta forzada.

Es sencillo, al igual que aquí tienes lo que no debes decir en general durante tu entrevista de trabajo, es fundamental mantener siempre una actitud proactiva y volcada en complacer a la persona que tienes delante; es el representante de la empresa que quieres que te contrate.

entrevista de trabajo

Cuidado con lo que sale de tu boca, no digas obviedades ni respuestas bruscas

Es cierto que un entrevistador puede ponernos a prueba y sacar lo peor de nosotros si se lo propone, pero es precisamente esto lo que tenemos que aprender a dominar si queremos sorprenderles.

Es muy curioso comprobar cómo llegan personas interesadas en la empresa y no se han molestado en saber ni el sector al que se dedican. No cometas este error, ve a tu entrevista de trabajo con los deberes hechos.

Además, el entrevistador puede que te haga preguntas delicadas así como técnicas, para ponerte a prueba y tantear tu capacidad de respuesta ante situaciones complejas. Sé valiente y no temas en dar una respuesta con sentido común, no te limites a contestar lo que se dice en los manuales de buen empleado.

Las empresas buscan a gente con actitud y aptitudes, con carácter y ambición.

Que no se amedrenten con la primera cuestión compleja que se les plantee. Aunque bien es cierto que dependerá del puesto de trabajo al que te presentes, es fundamental tener siempre una respuesta agradable bajo la manga.

Con esto no queremos inducirte a recomendarle cómo deben llevar la empresa, ni mucho menos. Pero no debes parecer una persona tímida en tus respuestas. Les gusta que tengas iniciativa y quieren gente activa. Para dormirse ya tienen documentales cuando lleguen a casa.

Si quieres el puesto, sigue al pie de la letra estos consejos sobre lo que no hay que hacer en una entrevista de trabajo, deja de imponer tus leyes y conviértete en esa clase de persona que toda empresa quisiera tener en plantilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *