¿Debo de incluir todos los trabajos en mi currículum?

¿Debo que incluir todos los trabajos en mi currículum?

Incluir todos los trabajos y experiencia laboral es una de las incógnitas mas frecuentes a la hora de realizar un curriculum perfecto. La sección de experiencia profesional es la parte central de tu curriculum vitae. Aquí puedes nombrar tu experiencia laboral más importante. Cada periodo debe resaltar experiencias y rasgos que te califiquen para el puesto de trabajo anunciado.

La experiencia profesional incluye los trabajos a tiempo completo y a tiempo parcial, así como trabajos de proyectos, fases prácticas de estudios y autoempleo.

Lo más común es que los solicitantes con experiencia profesional incluyen esta sección en su CV inmediatamente después de los datos personales.

Si tienes menos de un año de experiencia profesional, debes comenzar con la sección Educación y luego la experiencia profesional cronológicamente bien ordenada y sin huecos.

¿Qué quiere leer el empleador?

Los empleadores y el personal de selección están interesados en la información que pueda indicarles que eres un candidato valido para el puesto que están buscando.

En base a eso, debes elegir una buena descripción de tus trabajos anteriores y seleccionar que experiencias vas a incluir en tu CV, además de qué tan detallado las describes.

La impresión general es mejor si tu CV es:

  • Fácil de leer
  • Resumido
  • claramente actualizado.

El personal de Recursos humanos y los técnicos de selección se fijarán principalmente en las últimas dos o tres experiencias laborales.

Muestra estos periodos de experiencia con el mayor detalle posible sin descuidar los puntos que hemos mencionado anteriormente.

¿Qué debo incluir en el CV?¿ Es bueno incluir todos los trabajos en mi currículum?

Incluir todos los trabajos es importante, pero concéntrate en lo más importante y reciente. Cuanta más experiencia laboral tengas, más importante será limitarte a tus experiencias más recientes, puedes ampliar mas información en nuestro post: ¿Cuánto debe ocupar un curriculum?

De nada sirve que indiques una experiencia laboral de hace 20 años en que utilizabas tecnologías que posiblemente ya no existan, esto no aportara ningún valor.

Ten en cuenta lo siguiente:

En los primeros años después de comenzar una carrera profesional, realizar varios cambios de trabajo se consideran normales. Todavía estás en la fase de orientación, tal vez los primeros trabajos fueron sólo temporales o quizás aun no encuentras el trabajo que mejor se adapte a tus requerimientos.

Elige tus experiencias más importantes. Incluso para profesionales experimentados, el Curriculum Vitae no debe exceder de dos páginas. Indica solo las experiencias más relevantes con detalle y las siguientes como un breve resumen.

Muchos cambios de trabajo en el CV: ¿Cuándo es demasiado?

Siempre estamos en búsqueda de la mejor oportunidad para llegar a nuestro trabajo soñado o aquel que mejor se adapta a nuestros requerimientos.

Desafortunadamente, es muy difícil responder a esa pregunta, hay demasiados factores diferentes e individuales.

Por lo tanto, no siempre se trata de que exista mucha experiencia laboral sino la frecuencia en que has saltado de un trabajo a otro.

Muchos cambios de trabajo en el CV, pueden causar dudas en el personal de selección. Si has tenido muchos trabajos con una duración de 6 a 18 meses, debes estar bien preparado para responder y argumentar porque has cambiado tantas veces de trabajo.

Las principales dudas que puedes generar a los reclutadores son:

  • ¿No encajas bien en los equipos de trabajo?
  • ¿Cambias de trabajo cuando surgen desafíos?
  • Si te contrato, ¿te iras en poco tiempo?

Quizás ninguna de estas dudas corresponde a la realidad, pero sin duda estas son las impresiones a las que pueden llegar cuando has tenido muchos cambios de trabajo (en poco tiempo) en el CV.

Por lo tanto, como regla general, se suele decir: después de tres años en el trabajo, un cambio es posible y puede ser bien visto en el CV.

Puede significar que tuviste tiempo suficiente para involucrarte en el equipo y en la empresa, para proporcionar tus propias ideas y logros, para ayudar a dar forma al éxito y luego para reorientarte y buscar nuevos retos.

Con buenas justificaciones, que demuestren que los cambios de trabajo no parecen erráticos ni inestables, sino planificados y comprensibles tendrán una mejor visión sobre ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *