Cuidado, las empresas miran tus redes sociales

empresas miran tus redes sociales

¿Sabías que la empresa ya te conoce antes de acudir en persona a tu entrevista? Este factor puede parecer desconcertante, pero lo cierto es que muchas empresas, concretamente sus departamentos de Recursos Humanos, ya conocen todas tus aficiones y actividad antes de que acudas a sus instalaciones. ¡Sí, las empresas miran tus redes sociales!

Hoy nos centraremos en esta cuestión, en la facilidad que tienen para localizarnos e indagar sobre nuestros perfiles en las redes. De los consejos y precauciones que debemos tomar así como de las ventajas que incluso podemos obtener.

Internet es un lugar donde podemos encontrar cualquier cosa, y si nos descuidamos, también información relacionada con nuestros gustos, pensamientos y actividades. Algo que para cualquier empresa es realmente interesante de conseguir antes de contratar a alguien.

7 de cada 10 empresas miran tus redes sociales

Si Google sabe perfectamente qué es lo que buscas, cuáles son tus aficiones y a qué ciudad vas a viajar en tu próximo viaje, imagina lo que se puede conseguir sobre ti si accedemos a tus perfiles en Facebook, Instagram, TikTok, YouTube o cualquier otra plataforma social.

La mayoría de personas, cuando se disponen a encontrar trabajo, descuidan este aspecto. Lo que nos conduce a un gran error, ya que estamos dejando abierta una ventana por la que se pueden asomar y descubrir datos que quizá no correspondan con los que incluiste en tu carta de presentación.

Cada vez son más las empresas que toman la iniciativa y, de forma organizada o simplemente por medio de la curiosidad del entrevistador, acuden a la red en busca de la llamada huella digital. Ese rastro de información que con tus publicaciones y acciones online vas dejando en Internet.

Imagina que eres una persona segura, educada y completamente responsable. Ahora pongámonos en la piel del empleado de Recursos Humanos que ojea tu perfil y descubre que tus comentarios son agresivos, criticas a las personas y en las imágenes se muestra como llevas una vida donde el control y orden no forman parte de ella.

¿Crees que la empresa va a confiar en ti? La primera presentación viene con una mentira, una imagen que no corresponde con aquella seriedad que ofrecías en tu currículum. Ante la duda, rehusarán tu propuesta y pasarán a otro candidato/a.

Es cierto que a nadie le tiene que importar lo que hagas en tu vida privada

Pero estamos hablando de encontrar trabajo, de ofrecer una imagen responsable para que una empresa confíe en tus habilidades y aptitudes para después proporcionarte un salario con el que podrás comer y mantener tu calidad de vida.

Si bien es cierto que tu en tus ratos libres puedes hacer lo que quieras, a nadie le interesa tener un revolucionario dentro de su plantilla. Si tienen la oportunidad de elegir sobre contratarte o no, sabiendo esa información, que no te quepa duda de que buscarán otras opciones con menor riesgo.

redes sociales y empresas

Podrás indignarte, gritar o volver a poner un comentario negativo en sus perfiles sociales, pero el resultado será que habrás perdido una oportunidad laboral por haber descuidado un aspecto del que estamos seguros de que a partir de ahora no se te olvidará.

Cualquier red social cuenta con una sección de preferencias donde puedes indicar qué quieres que se muestre al público en general, por lo que no vendría mal revisar qué es lo que actualmente se puede ver desde fuera sin que te des cuenta.

¿Y cómo podemos beneficiarnos de las redes sociales?

Ahora reflexionemos: Si sabemos que las empresas miran tus redes sociales para obtener información y actividades que no combinan con su filosofía de empresa, quizá podamos aprovechar y convertir el riesgo en un poderoso imán.

Tendrás que dedicar unos minutos a revisar tus configuraciones de privacidad, pero también puedes invertir el tiempo en mostrar aquello que sabes que a las empresas les gusta. Es decir, un perfil sencillo, donde se muestren tus intereses y aficiones.

Incluso puedes seguir empresas del sector, que vean que muestras interés en su campo y que, aparentemente, no existe ningún motivo por el que deban desconfiar de ti. Además, sus propios perfiles en las redes te brindarán información muy útil que podrás aprovechar para tu beneficio.

Sabrás qué les gusta promocionar, cuál es su producto o servicio estrella o incluso tendrás cabida en sus secciones de comentarios, donde participar y promover la marca.

Recuerda que estás buscando trabajo, adapta tus perfiles a las circunstancias. Más adelante, cuando consigas el trabajo, ya habrá tiempo para dejarse llevar y volver a descuidar tus imágenes y publicaciones.

Tu huella digital no solo es LinkedIn

Muchas veces confundimos las aplicaciones de búsqueda de trabajo con todas las demás. Que mantengamos un perfil activo y ordenado, profesional y serio en LinkedIn no implica que debamos descuidar Facebook o Instagram.

Te sorprendería la ingente cantidad de empresas que, de forma legal o ilegal, recogen datos acerca de ti. Después los venden al mejor postor, bien sean interesados particulares o grandes firmas que adquieren miles y miles de expedientes a la vez para sus fines comerciales.

Imagina lo que podrían obtener de ti si optasen por consultar tus datos en la red. Quizá en el trabajo seas una persona formidable, pero tus gustos y aficiones podrían no ser del agrado de los demás.

Nuestra recomendación pasará siempre por la prudencia y habilidad de evitar problemas. Nunca está de más consultar tus parámetros de privacidad y evitar que ojos curiosos indaguen sobre tus perfiles sociales. Así podrás llegar a la entrevista sin más riesgos que habértela preparado debidamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *