Encontrar trabajo; Los 4 pilares básicos

encontrar trabajo

Hoy hace un buen día para ponernos delante del monitor y tomar nota, abrir bien los ojos, coger la mayor cantidad de información posible y reunirlo todo para tener la mejor de las preparaciones de cara a encontrar trabajo. Si quieres conseguir llegar con opciones, ser una de las prioridades y lograr tus objetivos profesionales, no te pierdas esta recopilación de los 4 pilares básicos para encontrar trabajo.

Abordaremos todos y cada uno de los aspectos principales para tu nueva carrera profesional, con todo lo que debes saber antes de llamar a la puerta de las empresas que busquen un perfil similar al tuyo.

Mucha de la información que aquí encontrarás te resultará familiar, pues la hemos tratado en diferentes publicaciones en el blog durante todos estos meses. Sin embargo, no hay nada mejor que aglutinarlo todo, estructurarlo y ofrecerte una serie de pasos y recomendaciones enlazadas entre ellas para que no te pierdas ni un solo detalle. ¿Quieres encontrar trabajo? Deja que invoquemos por ti a las musas de la inspiración.

Pilar 1. Análisis de situación, valoración y predisposición para encontrar trabajo

Antes de conocer qué currículum debes crear, qué carta de presentación es la mejor o cuáles son los mejores pasos a seguir para dar las mejores respuestas, ¿Sabes qué tipo de trabajo estás buscando?, ¿Conoces las diferentes ofertas de trabajo que hay? Y ¿Qué libertad en cuanto a movilidad geográfica dispones? Son preguntas que, por obvias que parezcan, muchas veces condicionamos a encontrar primero una oferta que nos seduzca por el salario o las condiciones.

  • Conoce los motivos por los que quieres encontrar un nuevo trabajo. Este es el primer aspecto con el que reflexionar. Extrae las razones, obvias o no, por las que deseas cambiar de trabajo. Si has perdido tu puesto recientemente, no necesitas más que seguir leyendo, pero en otros casos tendrás que exponer a nivel personal qué motivos se dan para que quieras dar un giro radical en tu carrera profesional.
  • Descubre tus aspiraciones. ¿La empresa en la que trabajas ahora puede satisfacer tus ambiciones? Lo más probable es que te encuentres estancado/a, viendo como las oportunidades pasan de largo y los años detrás. Si consideras que puedes mejorar, seguir creciendo y desarrollarte a nivel profesional, apuesta por el cambio.
  • Movilidad geográfica. Una de las limitaciones más controvertidas. Queremos encontrar un nuevo escenario profesional, deseamos aprender idiomas o que nos contraten nuevas corporaciones, sin embargo, a la hora de ir a trabajar a un país extranjero, el miedo o las obligaciones nos hacen rehusar la idea. ¿Hasta dónde estás dispuesto a ir? En varias ocasiones hemos recomendado trabajar en diferentes destinos que quizá te interese conocer.
    • Trabajar en Irlanda. Es una de las regiones del planeta que mayor demanda han adquirido tras la decisión del Reino Unido de ejecutar el conocido Brexit. Aquí podrás conocer todas las ventajas e información que necesitas para presentarte con garantías.
    • Trabajar en Reino Unido. A pesar del Brexit, el país sigue siendo uno de los destinos favoritos para los amantes de los retos profesionales y las mejoras salariales, ya que no podemos olvidarnos de que aquí las oportunidades siguen siendo mejores que en otros países como España.
  • ¿Hasta dónde estás dispuesto a llegar? Elabora un plan. Encontrar trabajo, ya sea en Irlanda, Reino Unido, Estados Unidos o España, requiere una serie de estudios previos del mercado, de las necesidades de la compañía y la experiencia que te avala. Quizá tus objetivos sean mayores, pero un buen plan coordinado podría empujarte a dar tus primeros pasos, llegando más lejos de lo que imaginas.
  • Las prisas no son buenas, pero pueden ayudarte. En un momento determinado de tu vida, donde la necesidad por llegar a fin de mes, los pagos atrasados o simplemente la frustración de ver cómo los años pasan y tus probabilidades por prosperar van desapareciendo en el puesto en el que te encuentras, pueden servirte para darte el paso definitivo. Encontrar trabajo no es una tarea sencilla, pero el miedo por quedar en situación de desempleo prolongada, sin recursos ni ayuda posible, hace que muchos tomemos decisiones que de otra forma sería imposible.

Pilar 2. Tu currículum, la carta de presentación y la necesidad por la perfección

Ahora que tenemos una idea más o menos clara de los motivos que nos han conducido a la búsqueda de un empleo mejor. Quizá vaya siendo hora de centrarnos en una de las partes más esenciales; los recursos que dispones para presentarte ante el empleador. Hablamos de:

  • Currículum.
  • Carta de presentación.
  • Imagen personal.

Imaginemos que encuentras una oferta de trabajo que te ha llamado la atención. Aunque no es exactamente el mismo puesto que desempeñabas antes, la consideras apta para tus conocimientos y supone dar un salto de calidad en tu carrera. ¿Enviarías el mismo currículum que hiciste hace un año? ¡Error! Estarías demostrándole a la compañía que no sigan prestándote atención.

  • Crea el Currículum perfecto para la empresa. No es cuestión de hacer siempre el mismo modelo, eso no nos servirá. Ya hablamos de algunos consejos para crear y elegir tu currículum, pero no debes olvidarte de la necesidad de adaptar el contenido a las características de la empresa, a lo que buscan, a las necesidades que poseen y que deben encontrar resueltas cuando lean tu candidatura.
  • La carta de presentación ideal. En España no es una de las prioridades y mucho menos un condicionante que pueda provocar desestimar tu solicitud, pero una carta de presentación en países como Irlanda, además de un requisito, es una puerta que se abre de cara a tus probabilidades de ser contratado. Haz especial hincapié en crear la mejor cover letter en inglés posible. Y si te quedas en España y tus ofertas también, no está de más contar con ella. Elabora una breve presentación, una descripción de quién eres y por qué llamas a su puerta. Invítales a que te conozcan más de cerca y continúen leyendo tu currículum.
  • Imagen personal, cuídala. Muchos no saben a qué nos referimos cuando hablamos de este punto. La imagen personal va mucho más allá de unos simples papeles en los que recoges todas tus habilidades, conocimientos y experiencia. La imagen personal es la impresión que vas a dar cuando decidan apostar por ti y llamarte para una entrevista de trabajo.

Cuida tu aspecto y vocabulario, aunque creas que la libertad de expresión y la naturalidad de la calle son tus derechos, si quieres encontrar trabajo y gustar a la persona que decide si entras o no, mantén siempre una forma correcta en todos los aspectos. Una vez dentro y contratado, haz lo que quieras.

Pilar 3. La entrevista de trabajo, la fase final de tu carrera de fondo

Ahora que ya tienes todo de tu parte, sabes que has llamado la atención con tu currículum y la carta de presentación, que reúnes la formación y/o experiencia necesaria para optar al puesto de trabajo, llega la hora del careo, del temido “face to face”.

La entrevista de trabajo es una de las pruebas más complejas y temidas en el mundo profesional, pero no es para tanto. Y te diremos los motivos por los que muchos, no todos, de los temores que aquí surgen pueden ser aplacados:

  • La inseguridad. Desaparece cuando descubriste los motivos por los que sabes que ese puesto de trabajo debe ser tuyo. Tienes la formación y sabes que puedes conseguir todo aquello que te propongas.
  • El miedo. Lo eliminaste cuando supiste que la mejor forma de llegar a una entrevista de trabajo es ofreciendo tu mejor versión, con un comportamiento fantástico y una predisposición total. Además, si te han llamado es porque hasta ellos mismos saben que tienes lo que hace falta para desarrollar las funciones de ese puesto. ¿Qué miedo puede haber?, ¿Perder el trabajo? Con esta guía pocas oportunidades pasarán de largo, créenos.
  • La persona que tienes delante. Normalmente son ellos los que hacen sus pequeñas incursiones en el mundo psicológico para analizar nuestro comportamiento. Pero como en esta super guía hablamos de todo, quizá no sería mala idea ser nosotros los psicólogos encubiertos. No sabes lo que quiere esa persona y tampoco la conoces, pero ellos tienen el mismo problema contigo. Aprovecha esta ventaja y representa el papel de tu vida, tal y como hacen contigo. Sé agradable, proactivo/a, resolutivo, escucha y da motivos para que se queden sorprendidos. Puedes practicar con tus círculos más cercanos para coger soltura y comprobar que no es tan difícil.

Hemos hablado de las preguntas difíciles e incómodas que pueden hacerte perder la defensa en una entrevista, incluso de aquellas cuestiones que debes evitar por tu parte. Sin embargo, hazte a la idea de que la entrevista de trabajo es un trámite, una fase que, de no superarla, no termina el mundo ni se reducen tus habilidades y nivel como profesional. ¡Será por opciones!

Bonus extra. Aprovéchate del coaching laboral

Para llegar con garantías a una entrevista de trabajo, aprovecha todas las herramientas que tienes a tu disposición; desde la preparación y asesoramiento para crear el mejor currículum hasta el dominio de la situación ante una entrevista cara a cara.

El coaching laboral es una forma de sacarle partido a tus habilidades, para potenciarlas y saber cómo debes demostrarlas cuando te enfrentes al reto que supone presentarse ante las puertas de la compañía que quieres que te contrate.

  • Dominarás el vocabulario con idiomas como el inglés.
  • Conocerás las ventajas de acceder al mercado irlandés.
  • Descubrirás cómo interactuar en una entrevista para el Reino Unido.
  • Sabrás qué decir y cómo venderte.
  • Tendrás el mejor currículum y cover letter.

Y eso solo es la punta del iceberg. El coaching laboral te permite controlar muchos aspectos que de otra forma sería imposible entender.

Pilar 4. Habilidades, no te quedes parado. ¡Sigue creciendo!

Creciendo a nivel profesional y mucho más a nivel personal. Tus habilidades y formación no pueden estar estancadas a la espera de que te den la oportunidad o tengas la fortuna de encontrar trabajo a la primera. Si sabes lo que vales, sal a la calle a buscarlo mientras sigues formándote como persona y como trabajador.

Hay infinidad de cursos y contenidos que pueden complementar y mejorar tus habilidades, incluso con certificaciones oficiales. Además, estar en situación de desempleo no implica estar parado lamentándonos. Busca opciones, compara precios e incluso inscríbete en aquellos que son gratuitos. Toda información es valorada.

No sirve de nada una persona con gran talento en un campo, si no es capaz de relacionarse ni tan siquiera con el entrevistador. Necesitas encontrar un equilibrio que te abra todas las puertas y ventanas posibles.

Encontrar trabajo nunca había sido tan sencillo

Si apuestas por todas las herramientas y consejos que te brindamos, desde las recomendaciones más habituales hasta el repaso de las mejores técnicas a emplear gracias a nuestros servicios de asesoramiento para encontrar el puesto de trabajo que mereces.

Comparte tus dudas, contacta con nosotros y aprovéchate de esta mano tendida. Encontrarás trabajo mucho antes de lo que imaginas, ya sea en España o en cualquier otra parte del mundo. Al fin y al cabo, somo expertos en conseguirlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *