Cambiar de empleo; la clave para crecer profesionalmente

cambiar de empleo

Aunque nos encontremos en una situación difícil donde muchos tratan de encontrar una oportunidad laboral para retomar el pulso a su carrera profesional, no debemos olvidarnos nunca de nuestros objetivos profesionales. Cambiar de empleo es, en muchas ocasiones, la mejor oportunidad que vas a tener para seguir progresando.

En CvTop sabemos que la prioridad pasa por encontrar la estabilidad laboral, pero también la emocional. Conseguir un trabajo esporádico es solo un paso hacia tus metas, y eso es algo que debes tener claro a partir de ahora.

No nos podemos conformar con recuperar una nómina. Si no estás contento/a en tu actual puesto de trabajo, haz todo lo posible por cambiarlo, por tratar de encontrar una oportunidad que te haga mejorar en todos los sentidos.

Hoy abordaremos esta cuestión y, como es de esperar, diferenciaremos entre los objetivos a largo plazo de los improvisados y necesarios para salir de una situación complicada puntual. Conseguir un trabajo es fantástico, pero no debemos conformarnos con cualquiera.

¿Por qué cambiar de empleo es recomendable?

Las empresas no duran para toda la vida, si crees que vas a estar en la misma compañía durante el resto de tus años en activo, es probable que termines siendo despedido tarde o temprano.

Puede que la empresa quiebre, que tú tengas otras inquietudes y objetivos o sencillamente que un reajuste de plantilla inesperado te haga ver la realidad. La mayoría de personas del sector privado no duran más de 10 años en la misma empresa, y eso es otra verdad que debemos asumir.

Quizá sea por los objetivos de la empresa, que no sean compatibles con los tuyos. Y si los fueran, deberías analizar si dentro de ella tienes posibilidades de crecer, de sentirte a gusto y ver como son valoradas tus habilidades y experiencia. Si no es así, solo estaremos retrasando lo inevitable.

Cambiar de empleo te permite evitar quedarte en la zona de confort, de dar el salto y evolucionar, tanto en habilidades laborales como en el plano personal. Mantenernos activos y motivados es una prioridad que debe ser tenida en cuenta siempre.

Si el salario es ajustado, si las condiciones no mejoran y te sientes completamente a merced de la voluntad de la empresa, puede que tengamos un pequeño problema que hay que solucionar antes de que se convierta en uno mayor. De lo contrario, aparecerán términos como el burnout, familiar para muchos.

Descubramos cuándo es el momento idóneo para cambiar de empleo

Siempre que recibamos una propuesta mejor, seria y confiable. Así de sencillo y claro. Al igual que una empresa vela siempre por sus intereses y no le temblará el pulso si tienen que despedirte, tú debes hacer lo mismo si encuentras opciones que te permitan seguir creciendo.

Esto no quiere decir que debas implicarte a la mitad ni rendir por debajo de tus capacidades. Saber que puedes cambiar de empresa en cualquier momento debería suponer un aliciente a la compañía para invitarla a tratarte mejor, aunque no siempre se cumpla.

El mejor momento para cambiar de empleo es antes de sentir los efectos de la ansiedad y la desmotivación. Si tu cuerpo da el 100% y no obtienes resultados, es el indicador perfecto para contemplar otras opciones.

Buscar empleo ha de ser una actividad a la que nunca debes renunciar. Mantenerte visible en perfiles como LinkedIn o estar al día de las ofertas que se publican en portales como InfoJobs, te ayudará a conocer la actualidad y optar siempre a nuevas oportunidades.

Analiza tu situación, valora las opciones

¿Te gusta tu actual trabajo?, ¿Te sientes valorado/a?, ¿Tienes expectativas de futuro? Si no se cumple ninguna de estas preguntas, es el momento de contemplar planes alternativos y comenzar una búsqueda de empleo urgente.

Debes comprender que es fundamental analizar nuestra situación en concreto. En este caso, no nos servirán ejemplos de otros compañeros, familiares o conocidos, ya que cada uno se encuentra en una situación diferente a la tuya.

Si no eres feliz, es hora de revertir la situación y priorizar en ti. Cambiar de empleo no es una tarea sencilla ni rápida normalmente, pero sí efectiva y posible si te empleas a fondo por mantenerte al tanto de las posibles ofertas que vayan surgiendo.

Nunca se sabe cuando finalizará tu contrato, por muchas promesas y esperanzas que tengas en ello. La respuesta solo la tiene la empresa y ésta variará en función de cómo sople el viento. Por lo tanto, sigamos su ejemplo y mantengámonos siempre preparados para progresar cuando llegue el momento.

Descubre las ventajas del coaching laboral, empieza desde hoy a trabajar para y por ti. Mucho antes que por la empresa y cualquier otra prioridad que hasta ahora copaba tu tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *