EMAIL DE SEGUIMIENTO DEL PROCESO DE SELECCIÓN

¿No estas seguro si deberías enviar un email preguntado sobre el estado de tu candidatura? ¿Quieres saber cuándo y como utilizar el email de seguimiento?

En este artículo te contamos todo sobre ello.

No te pierdas el final del artículo, te damos las claves del email de seguimiento.

El email de seguimiento lo utilizamos cuando  estamos a la espera de una decisión y todavía no hemos oído nada de la empresa.

Podemos diferenciar dos emails de seguimiento diferentes.

  1. PRIMERA FASE: Después de enviar nuestra candidatura o curriculum.
  2. ÚLTIMA FASE: Una vez hemos realizado la entrevista de trabajo.

ESCENARIO 1:

Hemos realizado una candidatura para un puesto de trabajo que nos interesa mucho, sin embargo no hemos obtenido respuesta ni nos han contactado desde la empresa.

Esto puede hacer que la espera se haga eterna, y generalmente produce mucha ansiedad.

Hay que tener en cuenta que para una misma oferta de trabajo disponible, hay un montón de solicitudes y esto hace que sea muy difícil responder a todo el mundo e incluso cumplir con los plazos, por ello suele haber retraso en el proceso.

¿Qué podemos hacer nosotros?

Aquí es cuando el email nos va a ayudar.

Una vez haya pasado un plazo razonable (entre una semana y diez días) y todavía no hayamos obtenido respuesta, enviar un correo electrónico va a ser algo muy positivo, por varias razones:

  1. Recordamos nuestra candidatura
  2. Mostramos profesionalidad e interés por lo que reforzamos nuestra candidatura.
  3. Aumentamos las posibilidades de obtener respuesta

ESCENARIO 2:

Ya hemos realizado la entrevista de trabajo y estamos a la espera de la decisión final.

Generalmente esta es la fase donde más nervios y ansiedad aparecen. Hemos estado en contacto de manera directa con la empresa y posiblemente hemos puesto muchas esperanzas e ilusiones. Por ello es importante no perder la calma y no precipitarnos.

En primer lugar, es conveniente, una vez estemos en la entrevista de trabajo, preguntar cuando creen que de manera aproximada van a tener una decisión final, esto nos ayuda a tener una idea más clara sobre la duración del proceso.

Hay que tener en cuenta, que los procesos se suelen alargar casi siempre más de lo previsto, y es importante no agobiar ni mostrar una ansiedad excesiva. Debemos mostrar interés, no ansiedad, ya que esto nos daña la imagen.

Una vez tenemos esa fecha aproximada que la empresa nos ha facilitado, y en caso de no haber recibido respuesta todavía, será entonces cuando enviaremos nuestro email de seguimiento.

CLAVES DEL EMAIL DE SEGUIMIENTO

  • Da un margen de tiempo razonable
  • Se profesional al enviarlo: que refuerce tu imagen, no que la dañe.
  • Emítelo directamente a la persona con la que has tenido el contacto
  • Escribe un asunto del email acorde: “Actualización candidatura + puesto trabajo + tu nombre”
  • Ve al grano
  • Agradece el tiempo y el interés mostrado en ti
  • Aprovecha para reforzar tu candidatura remarcando tu interés.

Esperamos haberte resuelto todas las dudas. Si quieres compartir tu experiencia con nosotros, estamos encantados de leerte en los comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *